El Talento VS la Dedicación


En el mundo en ocasiones la dedicación puede y da frutos ya que el trabajo duro y la repetición generan dominio y experiencia que facilita la ejecución de algunas actividades, pero en el arte la dedicación no basta, el talento innato es de vital importancia, necesario ante todo para expresar algo que la dedicación y la  mecanización de cualquier proceso no puede dar al mundo, por ejemplo un escritor que dedica tiempo y estudio a mejorar sus técnicas y lee sobre diversos artistas de interés, nunca comete un error ortográfico y redacta de manera tal que supera a muchos profesionales, puede pasar su vida en esto pero la inspiración que llega a una persona que se desvive por hacer saber al mundo lo que sabe, lo que entiende y comprende hasta plasmar historias de fantasía, libros o escritos de cualquier tipo, entraría en la categoría de artista al despertar en los lectores la fascinación y el interés sobre su material que se ha convertido en arte pura frente a cualquier papel lleno de letras escrito por un estudioso de las letras.